Desde los inicios de la investigación científica utilizando globos estratosféricos, los investigadores Italianos fueron pioneros en su uso. Ya en 1952 gracias a los balones provistos por sus colegas ingleses de la Universidad de Bristol efectuaron las primeras mediciones de la radiación cósmica que llega a nuestro planeta. Estos primeros experimentos transportaban placas fotograficas o de emulsión (algunas de ellas realmente voluminosas) y posteriormente aparatos mas sofisticados como cámaras de chispas y detectores. Estos vuelos eran llavados a cabo desde diferentes lugares del territorio Italiano incluyendo Milan, Padua y la isla de Cerdeña.

Para finales de la década de 1960 al tiempo que la complejidad y el peso de los experimentos comenzaron a incrementarse notablemente, una idea nació en la comunidad de investigadores: la ciencia Italiana necesitaba contar con una instalación dedicada para el lanzamiento de globos

Una de las personas que ayudó a materializar la idea fue el profesor Livio Scarsi, un muy respetado astrofísico quien se desempeñaba en el Laboratorio di Fisica Cosmica e Tecnologie Relative de Milan, bajo la batuta de Giuseppe "Beppo" Occhialini. A fines de los años 60's Scarsi se mudó de Milan a Palermo (Sicilia) para dirigir un pequeño grupo de investigación en astrofísica de altas energías con un particular interés por los experimentos con globos.

Desde un punto de vista geográfico el territorio de Sicilia -y muy especialmente el sector occidental de la Isla- ofrece inmejorables condiciones para dicha actividad, ya que está rodeada por mar, posee amplios terrenos abiertos, una baja densidad poblacional y se encuentra alejada de rutas importantes de tráfico aéreo. Así entre fines de los años 60's y principios de los 70's el grupo del Prof. Scarsi comenzó a lanzar balones desde el aeropuerto Trapani-Birgi ubicado a 13 kms de la ciudad de Trapani, junto a la costa Mediterranea. Por aquel entonces, la Agencia Espacial francesa (CNES) era la encargada de proveer los balones y llevar a cabo los lanzamientos. Una vez en vuelo, los globos se desplazaban sobre el mar y al final de cada misión, las cargas útiles eran recuperadas de la superficie marina por un navío de la Marina Militare Italiana. A la izquierda podemos ver una imagen de uno de esos lanzamientos (click para ampliar).

El aeropuerto está enclavado en un punto estratégico de la costa norte del estrecho de Sicilia, un paso que concentra todo el flujo marítimo entre el Mediterráneo occidental y oriental. Por esta razón a principios de los años 70's la Aeronautica Militare Italiana emplazó en Birgi una importante base militar, en un terreno adyacente a la ya existente instalación. Pronto se hizo evidente que la única manera de evitar interferir con el trafico aereo civil preexistente y los vuelos y maniobras dentro de la órbita militar sería la de mudar el sitio de lanzamiento hacia otro lugar. Así, en el verano de 1971 tuvo lugar el último lanzamiento de un globo desde Trapani-Birgi cerrando una etapa de la investigación científica con balones en Italia. No obstante, un nuevo capítulo de dicha historia comenzaría a escribirse inmediatamente.

De la Segunda Guerra Mundial al Espacio

La atención de aquellos que deseaban el pronto establecimiento de una base permanente para el lanzamiento de globos estratosféricos, fue acaparada por un aeropuerto militar abandonado localizado no muy lejos de Trapani-Birgi.

Fue construido a finales de la década de 1920, y jugó un papel importante en la Segunda Guerra Mundial, permitiendo el control aéreo por parte de las fuerzas del eje del estratégico estrecho de Sicilia. También se utilizó para apoyar a los movimientos de las tropas italianas de áfrica y como base de operaciones de escuadrones de caza alemanes e italianos que protegían dichos convoyes.

Después de la guerra, la estación aérea se encontraba aún en uso, pero la proximidad de la ciudad de Milo y la precariedad de las instalaciones que no resultaban adecuadas para los nuevos aviones que operaban allí en ese momento, obligadó a trasladar toda la actividad a un nuevo campo de aviación construido en Chinisia y así, Trapani-Milo fue abandonado.

El aeropuerto ocupa una vasta área en la parte sur del Monte San Giuliano. Resguardado por el enorme macizo del Monte Erice, posee buenas condiciones en lo que respecta a viento tanto a baja como a alta cota, permitiendo el desarrollo de vuelos sobre el mar. En términos de infraestructura se podría decir que se encontraba en condiciones precarias pero medianamente usables. Esto se debía esencialmente a los numerosos bombardeos aliados sufridos durante la guerra -de los cuales aún hoy existen signos visibles- y los años de abandono posteriores.

En 1972, el Servizio Attivitá Spaziali (SAS) siguiendo las directivas emanadas del Consiglio Nazionale delle Ricerche (CNR) procedió a iniciar las tareas de reconversión del viejo aeropuerto. Esos fueron años de gran expansión para la actividad espacial Italiana. Mas allá del hecho que los fondos estatales disponibles eran absorbidos mayoritariamente por proyectos netamente espaciales como por ejemplo el programa satelital SIRIO, pequeños remanentes de dinero se encontraban disponibles para ser aplicados a iniciativas mas modestas, entre ellas el programa de globos. Así en 1975 tuvo lugar la primera inyección de fondos por cerca de 90 millones de Liras para materializar el proyecto de la estación de lanzamiento.

La base de Trapani-Milo -como sería denominada para diferenciarla de su antecesora- fue formalmente inaugurada el 24 de Julio de 1975. Su primer director fue el Sr. Marco Malavasi.

Una estación de lanzamiento transatlántica

Desde los albores mismos del balonismo científico, muchas misiones en lugar de finalizar como se planeaba, permanecian -contra la voluntad de sus lanzadores- durante mucho mas tiempo en vuelo y llegaban a cruzar el Atlántico hasta Europa y viceversa. Existen testimonios acerca de globos fugitivos de origen americano que alcanzaron sitios tan lejanos como Noruega, Inglaterra o Africa, así como también de globos lanzados en Europa -especialmente desde Francia- que fueron encontrados en lugares tan apartados como Puerto Rico o Montana. Por supuesto, estos sucesos fueron meramente accidentales. Sin embargo en 1974 se inició un proyecto exploratorio entre Italia, el Reino Unido y los estados Unidos para estudiar la factibilidad de efectuar vuelos transatlánticos utilizando balones. En esos años, los astrofísicos estaban muy interesados en obtener largos períodos de exposición para sus instrumentos en condiciones quasi espaciales con el objetivo de intentar detectar fenómenos poco habituales en el espectro de altas energías, por lo que la idea pronto tuvo respaldo en la comunidad científica. El plan consistía en lanzar los balones desde Trapani-Milo en los meses de verano para permitir que arrastrados por los vientos monzónicos se proyectaran sobre el Mediterraneo hacia el oeste, para luego de cruzarlo y sobrevolar los territorios de España y Portugal internarse en el Océano. De acuerdo a las previsiones luego de 3 dias de vuelo, estos alcanzarían los Estados Unidos, donde finalizaría su periplo con la recuperación de la carga útil en alguna zona poco poblada.

Un acta-acuerdo fue firmada entre los estados participantes delineando claramente las responsabilidades de cada uno. Los Estados Unidos a través de la National Science Foundation (NSF) otorgó los fondos a la National Scientific Balloon Facility (NSBF) para la provisión del globo, el helio necesario para el vuelo, todo el hardware, personal de lanzamiento, y haciéndose cargo enteramente del segmento Americano de la misión. Gran Bretaña por medio del British Science Research Council, tuvo bajo su responsabilidad la carga útil que consistió en un experimento para detectar Rayos-X de origen cósmico desarrollado por la Universidad de Bristol. Finalmente por el lado Italiano, además del uso de las instalaciones de la base de Trapani para el lanzamiento y de la puesta a disposición de la misión de un equipo de trabajo en tierra, una importante colaboración fue recibida de la Aeronautica que puso a disposición sus radares para efectuar la cobertura del vuelo durante la fase inicial del mismo.

Para el seguimiento del vuelo se utilizó el sistema mundial de navegación OMEGA, mientras que para la telemetría y la transmisión de los datos cientificos se uso un sistema de alta frecuencia (HF) de baja cadencia de transmisión, que salvo por algunos baches en pleno Oceáno, funcionó aceptablemente bien. Una de las estaciones de recepción de HF se localizaba en Trapani, mientras que al otro lado del Atlántico se le permitió a la NSBF hacer uso de las instalaciones que Laboratorio de Investigaciones de la marina de los EEUU en Chesapeake Bay, Maryland. A la izquierda se aprecia una fotografia de la antena de Trapani mientras era montada (click para ampliar).

Existe una historia nunca confirmada respecto de que durante esos años uno de los balones lanzados desde Sicilia en vuelo transatlántico, se habría "colado" inadvertidamente en el territorio de la costa este de los EEUU sin ser detectado por los operadores de tráfico aereo.

El primer globo fue lanzado el 5 de Agosto de 1975 y efectuó el cruce en 81 horas, recorriendo casi 8.500 kms hasta Lexington, Kentucky. Con esta misión histórica una doble marca fue impuesta. Primero se demostró la factibilidad de realizar dicha misión con un balón de gran porte y segundo, como resultado del exitoso vuelo el presupuesto asignado a la base de Trapani fue incrementado en casi 300 millones de Liras mas. La actividad de la base poco a poco devino mas extensiva debido a que varios grupos de investigación de entonces expresaron gran interés en utilizar la "instalación de vuelos en globo de larga duración" -como a menudo se la denominaba en la literatura especializada- para lanzar sus instrumentos.

Durante la segunda campaña realizada en 1976, se efectuaron dos vuelos más los que tuvieron una duración de 75 y 104 horas. Uno de ellos, lanzado el 16 de Agosto, transportaba una góndola multi-instrumental conteniendo varios experimentos desarrollados por universidades Italianas. Esa misión entraría en la historia ya que, por casualidad, durante el vuelo fue detectada por primera vez la radiofrecuencia proveniente de una explosión de rayos gamma de origen no solar. Arriba a la derecha pueden verse los preparativos previos al vuelo, mientras que la hermosa imagen de abajo corresponde al momento del inflado del globo al amanecer (click para ampliar ambas imagenes).

Mas allá del suceso de la iniciativa, las limitaciones intrínsecas del sistema de transmisión de datos y la pobre capacidad de enviar y recibir comandos durante el vuelo proyectaron una sombra de duda sobre la continuidad a futuro de dichas misiones. El ultimo intento por efectuar un vuelo transatlántico tuvo lugar en el verano de 1980 con una carga útil consistente en un detector de Rayos-X duros de gran tamaño denominado HXR-80 y desarrollado por IAS-Frascati. El lanzamiento tuvo lugar el día 19 de Julio, pero una falla en el sistema de navegación y telemetría del globo obligó a abortar la misión sobre España, justo antes de comenzar el cruce oceánico.

Existe una historia nunca confirmada respecto de que durante esos años uno de los balones lanzados desde Sicilia en vuelo transatlántico, se habría "colado" inadvertidamente en el territorio de la costa este de los EEUU sin ser detectado por los operadores de tráfico aereo. De acuerdo con la versión esto provocó que las autoridades federales de aviación prohibieran todo vuelo de balones provenientes del otro lado del Océano. Mas allá de la falta de evidencia objetiva para sustentar su realidad, la historia no es del todo incoherente, ya que a principios de los 80's la NASA efectuó varias revisiones de sus politicas de vuelo en relación a la seguridad, estableciendo fuertes restricciones para aquellas misiones de cargas útiles pesadas que se desplazaran en cercanías de areas pobladas. Cierto o no, después de 1980 no se volvió a intentar efectuar vuelos de este tipo.

Vuelos Transmediterráneos: el acuerdo ODISSEA

Volvamos un par de años en el tiempo. Mientras las misiones transatlánticas desde Trapani eran las protagonistas estelares de esos días, otro esquema de vuelo distinto fue implementado para poder ofrecer a la comunidad científica misiones de larga duración. A pesar de ser mas cortos -si se los compara con los 3-4 días de vuelo hasta los Estados Unidos- los lanzamientos realizados desde Sicilia hacia España cruzando el Mar Mediterraneo en 24 horas, resultarían desde un punto de vista técnico no sólo más confiables y simples de implementar, sino que tuvieron en perspectiva, un mejor retorno a nivel científico y una existencia considerablemente más larga.

Estos vuelos conformarían lo que historicamente sería conocido como complejo "ODISSEA" y que involucró un acuerdo tripartito entre Italia, Francia y España. Del lado italiano -al igual que ocurrió con las misiones transatlánticas- la colaboración consistió en el uso de la base de lanzamiento de Trapani-Milo, incluyendo todo el hardware y vehículos necesarios, un equipo humano en tierra, y el seguimiento inicial de cada misión.

Los franceses por su parte, se encargaban de las operaciones de lanzamiento propiamente dichas, aportando el personal de lanzamiento, los balones y el helio utilizados. Finalmente los españoles a través de la Comisión Nacional de Investigación del Espacio (CONIE), y despues de 1986 a través del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) se encargaban de la cobertura de seguimiento/telemetría a lo largo de la cuenca Mediterránea utilizando para ello dos estaciones fijas, una localizada en el aeródromo Son Bonet de Palma de Mallorca (39º 36'N 2º 41'W) y la otra en el Centro Técnico de El Arenosillo (37º 6'N 6º 44'W) una instalación para el lanzamiento de cohetes localizada cerca de Huelva. Asimismo CONIE/INTA estaba a cargo de las operaciones de rescate una vez que las cargas útiles ingresaban a territorio Español, contando para ello con el apoyo de un helicóptero del Ejército del Aire de la Base Aerea de Armilla, en Granada y en años posteriores cuando se efectuaron rescates desde el mar, de la Armada Española.

La denominación con que se bautizó a la iniciativa -de acuerdo con ciertas fuentes que hemos consultado- se debe al Ing. Armand Soubrier, en ese entonces jefe del sector de balones de la Agencia Espacial Francesa (CNES) y fue inspirada en el famoso poema épico escrito por Homero en el siglo 8 AC, probablemente como una metáfora del espíritu de exploración y descubrimiento subyacente en el proyecto balonístico. No obstante, la relación no termina allí. Si leemos detenidamente la lista de misiones efectuadas durante esos años que figura al final de esta página, encontraremos que muchas de ellas -como es usual- son acrónimos derivados de la descripción de los intrumentos científicos propiamente dichos, como por ejemplo el telescopio FIGARO sigla que proviene de French-Italian GAmma Ray Observatory. Sin embargo, otras misiones fueron bautizadas directamente a partir de personajes que encontramos en la obra maestra del genial literato griego: ULISES, NAUSICAA, POLIFEMO, CIRCE o TELEMACO por nombrar algunos. Incluso el vehículo utilizado para asistir en el lanzamiento de los balones sosteniendo las cargas útiles fue bautizado como "PENELOPE" en honor a la fiel esposa de Odiseo.

Al igual que ocurría con los lanzamientos transatlánticos, los vuelos transmediterraneos tenian lugar en verano cuando los vientos en altura soplaban del este, siguiendo un recorrido a lo largo del paralelo de los 38º. Generalmente, la mayor parte del vuelo se desarrollaba sobre mar abierto ingresando a tierra firme únicamente al final de cada misión.

El primero de dichos vuelos fue lanzado desde Trapani-Milo el 6 de Agosto de 1977, completando su periplo a España en 20 horas. Esta misión marcaría el inicio de una fructífera cooperación entre las tres naciones que permitiría la realización de más de 40 vuelos para beneficio de varios laboratorios y Universidades de Europa y el resto del mundo, en un programa de campañas anuales que abarcó toda la década de 1980 y los primeros años de la década siguiente. ODISSEA sufriría un duro revés en 1992 con el retiro de los franceses, lo que llevo a la finalización del acuerdo. Sin embargo, los vuelos transmediterráneos, lejos de culminar, ingresarían en una nueva fase: la de la independencia operativa.

La era moderna

En 1988 fue creada la Agenzia Spaziale Italiana (Agencia Espacial Italiana o ASI) entidad que englobaría todas las iniciativas del sector espacial a nivel nacional. Entre las responsabilidades del nuevo organismo estaba la de llevar adelante la administración y operación de la sólidamente establecida base de lanzamiento de globos estratosféricos de Trapani-Milo.

Como ya mencionáramos, la base fue creada originalmente para los vuelos transatlánticos realizados en colaboración con la NASA y posteriormente consolidó su función durante la vigencia de la iniciativa ODISSEA. Durante esos años el personal italiano desarrolló el "know-how" de todas las fases operativas de una misión, tanto desde la preparación previa, hasta el lanzamiento, el seguimiento y la recuperación de manera que cuando Francia puso fin a su participación en ODISSEA, los italianos asumieron el manejo de la base y de las operaciones para asegurar la continuidad de los vuelos Transmediterráneos.

La primera misión en llevarse a cabo bajo completo control italiano correspondió al primer vuelo del Telescopio Infrarrojo ARGO, desarrollado por la Universidad de Roma (La Sapienza), ENEA Frascati, e IROE-CNR. El instrumento estaba diseñado para detectar anisotropías en el Fondo Cósmico de Microondas a diferentes escalas angulares. A la izquierda puede verse una imagen del mismo en Trapani poco antes de ser montado en la góndola (click para ampliar). ARGO fue lanzado el 4 de Agosto de 1993 utilizando un balón de un millón de metros cúbicos de volumen, siendo recuperado con éxito en España 20 horas más tarde. Como resultado directo de la misión en su faz científica se obtuvieron excelentes datos, en tanto que en la faz técnica y operativa quedó claro que el programa balonístico italiano había madurado lo suficiente como para caminar por sí mismo.

Dos años más tarde se intentaría un nuevo tipo de misión. Como los balones lanzados desde Trapani en la mayoria de los casos vuelan sobre mar abierto, se analizó la posibilidad de llevar a cabo vuelos con el objetivo de transportar instrumentos y cargas útiles destinados a ser lanzados en caída libre sobre el mar. En esa época, la firma gala Aérospatiale se encontraba trabajando por encargo de la Agencia Espacial Europea (ESA) en una cápsula (similar a la de las misiones Apolo) denominada Atmospheric Reentry Demonstrator (ARD) diseñada para testear y qualificar nuevas tecnologías y capacidades de control de vuelo aplicables a una reentrada orbital. A pesar de que el concepto original apuntaba a probar el vehículo en un reingreso desde la órbita terrestre luego de su lanzamiento por un vector Ariane, previamente se planeó efectuar una prueba de caída libre desde la estratósfera.

La misión fue encomendada a la Agencia por Alenia Spazio, una firma italiana que participaba de la parte del proyecto correspondiente al subsistema de descenso y recuperación. El lanzamiento del globo se realizaría desde la base de Trapani-Milo hasta alcanzar la zona de eyección de la cápsula en cercanías de la Isla de Marettimo, junto a la costa Siciliana. El perfil de la misión y el peso de la carga útil involucrada obligaron a introducir modificaciones en el hardware existente en la base e incorporar medidas adicionales de seguridad para evitar cualquier incidente durante el vuelo. Eso incluyó extensivos sondeos meteorológicos con el objetivo de evitar un súbito cambio de trayectoria que alejara al globo del sitio prefijado de impacto en el mar.

La capsula fue integrada a una góndola especialmente construida para la misión que permitía montar en ella el hardware de telemetría y contenedores de lastre sin afectar la actitud del artefacto en vuelo. Asimismo, el tren de vuelo debió ser cuidadosamente balanceado para contrarrestar cualquier tipo de inestabilidad mientras que los procedimientos de lanzamiento fueron revisados para garantizar una mayor seguridad. A la derecha podemos ver una imagen de la cápsula durante las operaciones de lanzamiento llevadas a cabo en 1996 (click para ampliar).

El primer vuelo tuvo lugar en 1995, pero un fallo del globo evitó que el conjunto alcanzara la altitud y trayectoria necesaria para la prueba. No obstante, un año mas tarde la misión fue llevada a cabo con éxito, lo que dejaría su huella en la historia de la base ya que desde ese momento se incorporó al portfolio de servicios ofrecidos por la base este tipo de misiones.

La confianza y la experiencia obtenidas durante la campaña del proyecto ARD, redundó en el agregado de otros dos tipos de misiones a las ya ofrecidas hasta ese momento: los denominados "vuelos locales" para misiones de corta duración desarrolladas en el llamado período de "turnaround" (cuando los vientos estratosféricos cambian de dirección y casi se detienen durante algunas semanas) permitiendo un desplazamiento mínimo desde el sitio de lanzamiento, y los llamados "vuelos boomerang". Estos últimos surgieron luego de años de estudiar la circulación atmosférica, encontrándose que durante algunos meses del año los vientos a nivel de los 20 kms. soplaban en una dirección mientras que a nivel de los 40 kms. lo hacian en la dirección inversa. Así, si se lanzaba un balón y se lo hacía subir únicamente hasta los 20 kms, una vez nivelado a dicha cota el aeróstato se desplazará con los vientos prevalecientes alejándose del sitio de lanzamiento. Luego de recorrer una cierta distancia (obviamente menor al alcance máximo de los sistemas de telemetría y telecomando) se libera lastre haciendo que el globo vuelva a iniciar su ascenso hasta alcanzar un nuevo techo de vuelo en la cota de 40 kms. Allí, movido por los vientos en dirección inversa regresaría hacia el sitio de lanzamiento, posibilitando la recuperación de la carga útil cerca del punto de partida. El primer vuelo de prueba de dicha técnica tuvo lugar en Trapani en 1998, aunque no sería una característica demasiado explotada en años posteriores.

Infraestructura de la base

En el pico de su actividad (mediados de la década de los años 90's), la base de Trapani-Milo fue una de las instalaciones mas desarrolladas para el lanzamiento de globos estratosféricos en Europa y en el mundo.

Debajo de estas lineas puede apreciarse una foto satelital de la planta de la Base. La porción de terreno que se ubica oblicuamente en la imagen corresponde a la vieja pista de aterrizaje del Aeropuerto Militar. Notablemente, son aún visibles las marcas de explosiones dejadas por las incursiones aéreas de los aliados durante la segunda guerra mundial.

La superficie total de terreno ocupado por la base era de 95 hectáreas, estando dividido en medio por la "Autostrada A29", una autopista construida en 1976, que corre de Este a Oeste y que conecta las ciudades de Trapani y Alcamo. camo.

En la parte "sur" del complejo se ubicaba el área de lanzamiento, mientras que en la parte "norte" se localizaban los diferentes edificios de operaciones, oficinas, etc. Ambos partes se conectaban entre sí por medio de un puente que se extendía por encima de la carretera y permitía el transporte de las cargas útiles y balones hacia el área de lanzamiento, tal y como podemos ver en la imagen de la izquierda (click para ampliar).

El area de lanzamiento era circular, medía 600 metros de diámetro, y poseía iluminación artificial para posibilitar lanzamientos nocturnos. Asimismo, tenía visibilidad directa desde el centro de control en la parte norte del complejo. El vehículo de lanzamiento fue construido utilizando una grúa motorizada pesada y su función era el transporte y sostenimiento de las cargas útiles al momento del lanzamiento. Fue introducido durante la década de los 80's y sufrió a lo largo de los años varias mejoras y modificaciones, llegando a manejar gondolas de hasta 2.500 kg de peso. Por su parte, el carrete que sostiene los globos durante el inflado -llamado "spool" en la jerga- estaba montado sobre la parte trasera de un camión y permitía la utilización de globos que iban de los 100.000 m3 de volumen hasta los de mayor tamaño de un volumen de 1.000.000 de metros cúbicos de volumen.

En la parte norte del complejo existían cuatro hangares que totalizaban un espacio de trabajo de 900 metros cuadrados. En tiempo de la gran guerra allí funcionaban las barracas de los pilotos, pero fueron acondicionados para ser utilizados para efectuar las tareas de integración y puesta a punto de las cargas útiles.

Con los años fueron equipados y acondicionados en muchos aspectos, lo que representó una gran mejora de las condiciones casi "espartanas" de los inicios. Cada uno de ellos estaba equipado con acceso a la red de la base -e internet- aire acondicionado, equipamiento eléctrico y mecánico y una grúa montada en el techo. En uno de los hangares se localizaba una cámara térmica y una cámara de vacío, para permitir el testeo en condiciones quasi-espaciales el comportamiento de los instrumentos y cargas útiles a ser lanzadas. Asimismo, los equipos que participaban de las campañas contaban con un completo taller, un laboratorio de electrónica, y a un lado de los hangares un sistema de suspensión amagnético que era usado para efectuar pruebas de apuntamiento de la góndola durante el período de integración. Una vista general de estos edificios, circa 1995, se encuentra en la imagen de la derecha (click para ampliar).

A su máxima capacidad, el área de integración podía albergar hasta 5 instrumentos científicos distintos al mismo tiempo con sus respectivos equipos de trabajo. En ese mismo sector del complejo se encontraba el edificio más grande de toda la base, el que se puede ver en la imagen de abajo a la izquierda (click para ampliar). El mismo, además de servir como depósito de materiales y estacionamiento permanente de los vehículos de la base, alojaba el sistema de recuperación de Helio.

Como ocurrió con otros aspectos, a lo largo de los años, los sistemas de comunicación utilizados para comunicarse con los globos en vuelo y su seguimiento, evolucionaron, sufrieron cambios tecnológicos, ampliaciones y numerosas mejoras. En los últimos años de funcionamiento de la base el sistema de telemetría y telecomando (TM/TC) operaba en la banda de UHF. El segmento de abordo estaba compuesto por dos transmisores de modulación de fase (400,17 y 401,16 Mhz) y un codificador PCM, junto con dos receptores y sus respectivas antenas. Para la localización de los globos en vuelo se utilizaban receptores de GPS junto con una baliza del sistema ARGOS. A finales de la decada de 1990 se inició un proyecto para portar todas las comunicaciones basadas en UHF a un sistema operando en banda "S".

Dos vuelos de qualificación del sistema en 1998 y 1999, fueron seguidos por una misión Transmediterránea en el verano de 2002 durante la cual fue utilizado por primera vez el sistema de banda "S" con el vínculo de telemetría mediante UHF como resguardo. De esta forma, por primera vez, a lo largo de todo el vuelo hacia España, el enlace fue mantenido desde Trapani sin necesidad de utilizar las estaciones repetidoras de antaño. A las mencionadas capacidades, había que agregar dos camionetas totalmente equipadas para ser utilizadas como estaciones móviles para el seguimiento de los balones en vuelo y para el enlace de estos con la base.

Finalmente, el último edificio del sector norte del complejo era una construcción de dos plantas donde funcionaba el Centro de Control y las oficinas, en lo que constituía el corazón operativo y administrativo de la base. Allí se ubicaba un centro meteorológico completamente equipado que incluía una estación de radiosondeo Vaisala, la Sala de Telemetría y el Centro de Control. Asimismo el sistema de adquisición de datos en tiempo real, el hardware de grabación Analógico/Digital de datos, los sistemas de control de vuelo y seguimiento de los balones asi como los de telemetría funcionaban allí. Fuera del edificio, se alzaba una estructura metálica de tres pisos de altura que alojaba la antena del sistema de Banda 'S' (ver imagen de abajo).

A pesar del gran desarrollo alcanzado durante la década de 1990, los primeros años del nuevo siglo serían testigos del cierre de tan pujante instalación.

Los últimos años

Una campaña de vuelos transmediterráneos se llevó a cabo en el verano de 2002, con tres globos lanzados desde Italia a España y en junio de 2003 tuvo lugar una misión para probar un modelo del módulo de descenso de la sonda Huygens, en un vuelo local sobre Sicilia. Sorprendentemente, en el pico de su desarrollo, estas misiones fueron las últimas que se llevaron a cabo en la "Base de Lancio di Palloni Stratosferici Luigi Broglio" como pasó a ser la denominación oficial de la instalación desde julio de 2001. El cambio de nombre fue en honor a la memoria de la figura más prominente de la astronáutica italiana, quien había fallecido ese mismo año.

Con el cambio de siglo, uno de los objetivos institucionales de la agencia para la Base de Trapani-Milo era el de transformarla en un centro de excelencia dedicado a actividades primarias relacionadas con globos estratosféricos, bajo estándares europeos. La agencia quería ampliar la gama de actividades que se llevaban a cabo incluyendo apoyo y orientación para pequeñas misiones espaciales, asistencia para permitir el acceso al espacio a países en vías de desarrollo y el soporte de varios programas nacionales.

En el contexto de esta visión, varios proyectos fueron iniciados por la administración de la base. Algunos de ellos se centraron en aspectos técnicos y otros en cuestiones más operativas y estratégicas. En lo que se refiere al primer tipo, tres sistemas de telemetría (IRIASI, IRILASI y STRADIUM) fueron probados y calificados para ser utilizados en misiones futuras. También se realizaron algunos estudios relacionados con HIPEG, un sistema avanzado de apuntamiento en azimuth, nuevos sistemas de energía de a bordo basados en pilas de combustible, la implementación de sistemas de lanzamiento de globos no dinámicos, el uso de paracaídas de tipo no convencional y la mejora de las herramientas computacionales para el análisis de la dinámica de vuelo y la previsión de trayectorias.

En lo que se refería al área de operaciones, además de la continuación tanto de los vuelos locales, como de los transmediterraneos, se estudió trasladar las pruebas de caida libre desde globos como el proyecto ARD que mencioné anteriormente, para ejecutarlas tanto en el espacio aereo/marítimo restringido gestionado por la instalación militar Salto de Quirra en la isla de Cerdeña, como en cercanías de la estación de Malindi en Kenia, áfrica. De las dos opciones llegó a materializarse la primera de ellas ya que en 2007 y 2010 fueron realizadas dos misiones de caida libre desde la estratósfera para poner a prueba un modelo de un futuro avión espacial perteneciente al programa Unmanned Space Vehicle. Dichas misiones, utilizaron como punto de partida el aeropuerto de Tortoli-Arbatax en Cerdeña.

La base de Trapani-Milo asistiría por último en la realización de varias misiones científicas en globo en el Artico, bajo un acuerdo con sus pares Noruegos del ASC (Andoya Space Center) utilizando para ello las instalaciones del aeropuerto de Longyearbean en el archipiélago Svalbard. El objetivo sería realizar misiones de larga duración en verano e invierno como parte de un acuerdo para el establecimiento de un sitio dedidcado de lanzamiento de globos estratosféricos alli denominado Nobile/Amundsen.

Hasta 2007 la base formaba parte de los planes estratégicos de la Agencia Espacial Italiana como se puede apreciar en reportero financiero del organismo de control de la agencia para el periodo 2004-2005 en donde en el capítulo dedicado a "Recursos Instrumentales e Infraestructura" se leía que la instalación de Trapani-Milo se encontraba disponible "para ofrecer a la comunidad nacional e internacional un acceso eficiente y privilegiado al espacio estratosférico".

Sin embargo, todas esas intenciones se verían severamente afectadas por la crisis económica que afectó a la Unión Europea hacia finales de la década. Tanto es así que a principios de 2010, comienzan a circular rumores asociados a la crisis de financiación de la ciencia italiana y los consiguientes recortes presupuestarios, de que la Agencia tenía entre sus planes el cierre de la base de Trapani-Milo ese mismo año. Lamentablemente, los rumores resultarían mucho más que eso.

El final

En su reunión del 24 de junio de 2010, el Directorio de ASI firmó la resolución número 56 que decretó el cierre permanente de la base de lanzamiento de globos de Trapani-Milo debido a los costos de mantenimiento de dicha infraestructura y la disminución del interés de los científicos por el tipo de actividades que se realizan allí.

La decisión se basó en los siguientes puntos:

  • la preferencia de la comunidad científica por las misiones de globos de larga duración,
  • la imposibilidad de mantener una capacidad de lanzamiento adecuada en función de las características geográficas y recursos disponibles en la base,
  • la insostenibilidad económica de mantener una base de lanzamiento de globos sólo para uso nacional,
  • la disminución progresiva del número de lanzamientos en la base,
  • las dimensiones de funcionamiento limitadas de la base de los últimos años, y
  • el tamaño limitado del sitio en relación con las principales bases internacionales de lanzamiento de globos.

Ese sería ni mas ni menos, el final para uno de los centros más importantes de lanzamiento de globos estratosféricos en Europa. La base hoy en día se encuentra absolutamente abandonada y a merced de la naturaleza como podemos ver en la imagen tomada por un coche del proyecto Street View de Google en junio de 2016.

Pero, ¿que ocurrió con el resto de la infraestructura ?.

Dos años después del cierre efectivo, en una reunión celebrada el 29 de octubre de 2012 el Consejo de Administración de ASI resuelve la disposición definitiva de la base Luigi Broglio efectiva el 31 de Octubre de ese año. En razón de esto, ASI cesó la gestión directa de las actividades con globos estratosféricos transfiriendo la responsabilidad de la continuación de las operaciones con globos fuera de la base de Trapani-Milo a la Universidad de Roma "La Sapienza".

También en esa reunión se explicitó el procedimiento para la devolución al Estado italiano de toda la instalación: la agencia se comprometió a limpiar el sitio de todos los bienes no reutilizables para ser destinados a descarte, mientras que los artículos reutilizables (equipamiento, mobiliario, vehículos, etc.) serían transferidos a diversos centros de investigación a saber: el Centro Spaziale Luigi Broglio de Malindi, Kenia, el Centro di Geodesia Spaziale de Matera, la sede de la ASI en Roma, la Universidad de Roma "La Sapienza", y la sede del Consiglio Nazionale delle Ricerche en Mazara del Vallo.

Mientras un capitulo se cerraba, un giro final del destino vincularía nuevamente a la base con un hito reciente. De acuerdo con el testimonio que me proporcionaron dos fuentes confiables -quienes prefieren el anonimato- al menos uno de los globos utilizados en el último vuelo de la proyecto Red Bull Stratos que permitió que el paracaidista austríaco Felix Baumgartner pudiera llevar a cabo su histórico salto estratosférico en octubre de 2012, fueron obtenidos del stock remanente de la base Italiana luego de su cierre.

Tabla de globos lanzados desde Trapani-Birgi (incompleta)

FechaHoraDuración del vueloExperimentoSitio de caída de la carga útil o causa de la falla
9/7/1967 ---CAMARA DE CHISPAS MULTIPLACA--- Sin Datos ---
12/7/1967 ---CAMARA DE CHISPAS MULTIPLACA--- Sin Datos ---
16/7/1967 ---CAMARA DE CHISPAS MULTIPLACA--- Sin Datos ---
19/7/1967 ---CAMARA DE CHISPAS MULTIPLACA--- Sin Datos ---
23/7/197123:00 utc---TELESCOPIO DE RAYOS GAMMA--- Sin Datos ---

Tabla de globos lanzados desde Trapani-Milo (incompleta)

FechaHoraDuración del vueloExperimentoSitio de caída de la carga útil o causa de la falla
5/8/19755:02 utcF 84 h 10 mEMULSIONES + DETECTOR DE RAYOS GAMMA32 km al E de Lexington, Kentucky, EE.UU.
29/7/197619:303 d 3 hHXR-76--- Sin Datos ---
13/8/1976 4 d 11 hDETECTOR DE RAYOS GAMMACerca de Gardner, Massachusetts, USA
6/8/19774:45 utc22 h 20 mTECHNOEn Aracena, Sevilla, España
11/8/197720:55 utc21 hPAMEn Puerto Real, Cadiz. España
20/7/19785:51 utc18 hPAFEn Caceres, Montanchez, España
28/7/197818:36 utc17 h 25 mAGLAEEn Alcala, Sevilla, España
10/8/19784:29 utc18 h 37 mFRASCATIEn Valenzuela, Cordoba, España
20/8/19782:23 utc24 h 37 mCESAR / CLEOPATREEn Santa Ollala, Madrid, España
5/8/19794:34 utc1 h 30 mNAUSICAA IFallo del globo. Recuperada en Rocca Palumba, Sicilia, Italia
26/8/19792:48 utc17 hCELIMENE - HXR79En Cullar de Baza, Granada, España
28/8/19792:35 utc27 hNAUSICAA IIEn Hornachuelos, Cordoba, España
19/7/1980 ~ 18 hULISSE 80En España
25/7/1980 20 h 25 mNAUSICAAEn Huelva, España
10/8/1980 F 19 hHXM-80MEn España
29/6/1981 18 h 45 mCLYTONEEA 100 km al N de Sevilla, España
6/7/1981 ---POLIFEMOCerca de Sciacca, Sicilia, Italia
14/7/1981 16 h 30 mMINIZEBRAA 50 km al N de Huelva, España
21/7/1981 16 hPOKER-HXR81MEn Llerena a 100 km al N de Sevilla, España
3/8/1981 ~ 15 hULYSEEA 60 km al N de Sevilla, España
6/8/1981 23 h 30 mTXC (Transient X-RAY Camera) - ENEAA 60 km al N de Sevilla, España
??/7/1982 20 hALIOSEn Huelva, España
8/8/1982 ---OBSERVACION DEL FONDO COSMICO DE MICROONDAS--- Sin Datos ---
10/8/1982 ---TELESCOPIO DE RAYOS-X--- Sin Datos ---
1/7/1983 22 hALIOSCerca de Sevilla, España
11/7/1983 22 hTELEMAQUECerca de Sevilla, España
26/7/1983 ~ 20 hELENACerca de Sevilla, España
26/6/19846:46 local19 h 20 mALIOS60 km al noreste de Huelva, España
10/7/1984 ---TIFANI (Telescope Infrarouge Froid pour l'Astronomie des Nuages Interstellaires)Se perdió en el mar a 250 kms de la costa española.
22/7/19847:13 local20 h 20 mPOKER60 km al sur de Salamanca, España
30/7/19847:11 local18 h 20 mARGO50 km al este de Jerez, España
??/8/1984 ---HERCULE--- Sin Datos ---
6/8/19847:42 local~ 20 hTELEMAQUEAl norte de Villar del Rey, España
??/??/1985 ---MIFRASO - PALLASCerca del sitio de lanzamiento, en Sicilia, Italia
??/??/1985 ---ALIOSA 30 km del sitio de lanzamiento.
??/7/1985 21 hNAUSICAAEn la zona de Cordoba, España.
5/8/1985 23 hPOKEREn la zona de Granada, España.
2/7/1986 20 h 40 mALIOS--- Sin Datos ---
11/7/19865:00 utc20 h 10 mFIGARO II (French Italian Gamma Ray Observatory)En la región de Sevilla, España.
29/7/19865:30 utc20 hMIFRASO - PALLASCerca de Sevilla, España
7/7/1987 ~ 20 hTHEMISCerca de Sevilla, España
15/7/19877:00 utc~ 21 hMIFRASO - PALLASCerca de Sevilla, España
29/7/19876:15 utc~ 22 hARGOCerca de Sevilla, España
4/8/198718:40 utc~ 19 hAROMECerca de Sevilla, España
7/12/1987 ---VUELO TECNOLOGICO--- Sin Datos ---
1/8/1988 ~ 2 hTIMR (Thermal Infrared Multichannel Radiometer)En el Mar, cerca de Sicilia, Italia
13/7/19894:52 utc---ILLIADAEn Huelva, España
9/8/198922:45 local~23 hARGO - MINI-TIREn la localidad gaditana de El Bosque, cerca de Jerez de la Frontera, España
27/6/1990 ---AROMEExplosion del globo a los 22 km. Carga util recuperada del mar al dia siguiente.
9/7/19904:33~ 9 hFIGARO II (French Italian Gamma Ray Observatory)--- Sin Datos ---
22/7/1990 ---THEMIS--- Sin Datos ---
25/7/1990 ---TRIP--- Sin Datos ---
6/8/1990 ---ILIADA--- Sin Datos ---
30/7/199218:30 utc15 hAROMEEn España
4/8/199318:1020 h 15 mARGOEn Avila, España.
??/6/1995 ---CARGA UTIL DESCONOCIDAFallo del globo
29/7/1995 26 h 7 mHEAT (High Energy Astronomical Telescope) - PALLASAterrizaje en el Oceano Atlantico. Carga no recuperada.
10/8/1995 21 h 7 mCRASH (Cosmic Rays And Strange Hadronic matter)En Munera, Albacete, España
20/8/19958:00 local---ARD (Atmospheric Reentry Demonstrator)En el Mar Jonico, entre Catania y Siracusa, Sicilia, Italia
14/7/19968:00 local---ARD (Atmospheric Reentry Demonstrator)En el mar cerca de la isla de Marettimo a 80 kms de la costa de Sicilia, Italia
23/7/1997 20 h 27 mCRASH (Cosmic Rays And Strange Hadronic matter)En Los Barrios, Cadiz, España
6/8/19971:283 h 53 mHASI - PWAEn el Mar Mediterraneo
10/8/1997 3 h 45 mTRANSMEDEn Marettimo, Sicilia, Italia
30/7/1998 5 hBABY (BAckground BYpass)--- Sin Datos ---
??/6/1999 ---BOOMERANG--- Sin Datos ---
5/7/19996:0017 hsCOBY IIEn España
17/7/199921:22 local~ 24 hsARCHEOPSCerca de Granja de Torre Hermosa, Badajoz, España
2/8/199920:22 utc~ 14 hIBEX (Infrared Balloon-borne EXperiment) + GPSR-MEBEXCerca de Nerpio, un pueblo de Sierra de Segura, Albacete, España.
19/6/200006:0005 h 25 mBOOMERANGEn el mar Mediterraneo
10/7/200006:16~23 hBIRBA (Biological Radiation on Balloon)En España
14/12/200006:00---SINTESYS--- Sin Datos ---
15/6/200106:19~ 3 hHASI (Huygens Atmospheric Structure Instrument)En Sicilia, Italia
2/7/200105:47~21 hBIRBA (Biological Radiation on Balloon)En el Oceano Atlantico al oeste del estrecho de Gibraltar
14/7/200105:54~ 4 hBIRBA (Biological Radiation on Balloon)En Sicilia, Italia
23/7/200120:005 hBABY (BAckground BYpass)En Sicilia, Italia
30/5/200206:56 local~ 4 hHASI (Huygens Atmospheric Structure Instrument)En Sicilia, Italia
23/6/200209:20 local24 hBIRBA (Biological Radiation on Balloon)En España
10/7/200223:09 local~ 12 hBABY (BAckground BYpass)En España
29/7/200221:0020 hIBEX (Infrared Balloon-borne EXperiment)En Sierra Nevada, España
7/6/200306:54 local~ 4 hHASI (Huygens Atmospheric Structure Instrument)En Sicilia