Un festín de conclusiones fantasiosas

Existen dos orígenes distintos para la presunción de que más de un OVNI participó en el incidente del 17 de Setiembre de 1985.

El primero de ellos afirma que existieron dos "lanzamientos" de naves de exploración desde el que podemos llamar "Ovni principal", en tanto que el otro señala la presencia de un objeto de similares características que se habría visto desde diferentes zonas del gran Buenos Aires, aparentemente "recostado" sobre la vecina costa de la República Oriental del Uruguay.

Cabe destacar que ambos elementos surgen de las investigaciones posteriores, ya que entre los testimonios originados el mismo día del incidente, en ningún lugar se menciona la presencia de un segundo objeto.

El mito de la "Nave Madre"

Respecto de la primera afirmación todo se basa en dos hechos similares que aparentemente ocurren en momentos y lugares distintos. El primer suceso tiene su orígen en la fotografía que vemos más abajo, que fue tomada alrededor de las 9.30 de la mañana de ese día por Manuel Figal desde la ciudad bonaerense de Lomas de Zamora, utilizando una cámara Nikkon F3 con un teleobjetivo de 1000 mm y película de 100 Asa. En la imagen se puede apreciar el perfil del objeto algo borroso y más arriba hacia la derecha, junto a la columna luminosa, se ve una "mancha".

Mosaico elaborado en base a las imagenes publicadas en Cuarta Dimension. A la izquierda la foto tomada por Manuel Figal  y a la derecha sendas ampliaciones del objeto brillante junto al principal. En ellas se pretende ver un OVNI 'Adamskiano' donde no existe más que una forma indefinida

Dicha mancha correspondería -siempre según los investigadores de ONIFE- a una nave de exploración que ha sido lanzada por el OVNI mayor. Se plantea así, por vez primera el argumento de que el avistamiento del 17.09.1985 correspondió a lo que en la jerga ufológica se conoce como "nave nodriza" o "nave madre", conclusión que aún hoy comparten los defensores mas acérrimos del caso y que pasaría a formar desde entonces parte fundamental de su mitología asociada.

Lejos de exhibir la mesura que una investigación objetiva ameritaría, la gente de ONIFE no escatima imaginación. Al efectuar una ampliación de ese segundo objeto, afirman en textuales y algo confusas palabras que "...y lo que es más importante es ver en toma N° 1 (expuesta en N° 138 de Cuarta Dimensión, en N° 2 y foto 3 como se observa en el estudio estroboscópico, el giro de luminosidad, la iluminación en lado derecho y el desprendimiento del objeto menor iluminado y aquí lo mas sorprendente y no dejándonos llevar por la imaginación fantasiosa que algunos pretenden insinuar, sino con fotos y análisis concretos, vemos como en la ampliación (magnifico trabajo) del objeto luminoso que aparece junto al VED principal en la toma N° 2 se observan las clásicas "toberas" del famoso ovni fotografiado por contact-man Adamsky, en EEUU, hace mas de 20 años...".

Queda claro no sólo que para ONIFE esa mancha no puede ser otra cosa que un OVNI de tipo "Adamskiano", sino que es tanta la "fe" que tienen en esa hipótesis que omiten cualquier explicación alternativa, ni film granulado, ni defectos en el negativo, ni particulas en el aire, no hay nada que pueda conducir a una respuesta menos fantástica. Lo curioso de todo esto es que la mención al "lanzamiento" de este primer objeto, no aparece en escena sino hasta el momento en que los investigadores tienen acceso a la imagen del Sr. Figal. En ninguno de los otros testimonios de la jornada se hace mención de ello y en ninguna de las tantas imágenes del OVNI aparece dicho "acompañante", lo cual no deja de ser llamativo teniendo en cuenta que hubo personas como el caso del Sr. Gómez (que ya leímos al inicio) que mantuvieron una vigilancia muy estrecha sobre los movimientos del OVNI sin advertir -en apariencia- que algo así haya sucedido.

Casualmente, la hora en que fue tomada la fotografía coincide con la hora en que se efectuó el monitoreo a que hicimos alusión en el capítulo anterior, efectuado por el radar del Aeropuerto de Ezeiza, el cual en ningún momento detectó la presencia de un segundo objeto, hecho que sin duda hubiera sido informado por la Fuerza Aérea.

¿Fallas en el negativo?

Se trata de una pregunta de difícil respuesta, sobre todo porque los investigadores de ONIFE no mencionan que tipo de estudios fotográficos u ópticos se efectuaron sobre el mismo para descartar dicha posibilidad. En el curso de esta investigación pude tomar contacto brevemente con el autor de la imagen el Sr. Figal, quien no deseaba hablar del asunto y solo me confirmó que no existían fallas en el negativo que le entregó a ONIFE agregando que el granulado que se observa en la imagen reproducida en la revista puede deberse a una mala copia. Otro detalle que me proporcionó fue que en el momento de efectuar la instantánea, no advirtió la presencia de ningún objeto junto al principal, manifestando que, de todas maneras, él estimaba que hubiera sido muy difícil advertirlo a través del visor de la cámara fotográfica utilizada, debido a su lejanía. Si se observa en detalle la imagen comparándola con las demás fotografías obtenidas ese día, se advierte que la mancha/ovni si bien es clara y de un tamaño considerable, no es la única.

Podemos apreciar en esta imagen la cantidad y tamaño de los corpúsculos presentes en las imágenes del Ovni del 17

Para una mejor comprensión de esto, les presento las ampliaciones de las dos principales imágenes, la de Figal a la izquierda y la del Observatorio de La Plata a la derecha, procediendo a señalar con flechas las otras "manchas" que existen, las cuales poseen un tamaño y brillo menor al de la supuesta "nave de exploración".

¿Podría ser factible -a modo de conjetura- que nuevamente el factor de la distancia nos esté jugando una mala pasada?. No olvidemos que entre el objeto y el objetivo de la cámara (o del telescopio para el caso de La Plata) existen varias decenas de kilómetros de atmósfera que no sólo actúa como un lente distorsionador, sino que contiene toda clase de partículas y corpúsculos que ayudan a restar definición a las imágenes. En mi humilde opinión, la hipótesis del OVNI "Adamskiano" formulada por ONIFE, basándose únicamente en esa vaga silueta ampliada varias veces y que proviene de una imagen de resolución tan pobre, es tan endeble que ni siquiera merece ser considerada como una hipótesis: es apenas un esbozo de lisa y llana especulación.

Finalmente hemos de notar que realmente los investigadores de ONIFE le hacen un flaco favor al caso al compararlo con las célebres imágenes obtenidas por George Adamski (y no Adamsky como equivocadamente lo citan). Es una opinión ampliamente aceptada entre los ufólogos de linea crítica, que las mismas fueron falsificadas por su autor. Dos meras referencias pueden ser encontradas en http://hoaxes.org/photo_database/image/venusian_scoutcraft/ y http://old.ufo.se/english/articles/adamski.html. Este ultimo vínculo corresponde a un articulo titulado "Por qué puedo decir que Adamski es un mentiroso" escrito por Marc Hallet, cuyo texto está en ingles.

Sobre Junín

El segundo suceso de "lanzamiento" ocurre -siguiendo la crónica de Cuarta Dimensión- cuando el objeto se sitúa en cercanías de la ciudad de Junín, siendo testigo privilegiado de dicha maniobra un miembro del consejo asesor de ONIFE, Omar Demattei cuyo testimonio es el siguiente: "...a las 12.45 horas un objeto esferoide más pequeño se desprendió del principal y comenzó velozmente a cruzar el espacio aéreo de la ciudad para desaparecer en dirección oeste en pocos minutos. Este hecho fue observado por numerosos testigos, entre ellos varios inspectores de Enseñanza que salían de una reunión..."

El testimonio se limita a eso, una simple crónica de lo observado, sin ahondar en más detalles y sin mencionar más que genéricamente a los demás testigos, quienes sumando su aporte testimonial, podrían sin duda, haberle dado mayor solidez documental a este punto tan importante como polémico.

De tratarse de un globo, ¿es posible que lo visto sobre Junín haya correspondido al momento de su destrucción?: definitivamente no, ya que existen posteriormente varios testimonios de avistajes del objeto durante el resto de la tarde en localidades como Trenque Lauquen y Roosvelt (provincia de Buenos Aires), Venado Tuerto (provincia de Santa Fe) y Huinca Renancó (Córdoba).

Aquí nuevamente llamaré en mi auxilio a la excelente crónica de Leopoldo Montello, que como dijimos, es resultado de una investigación iniciada meses después del suceso. Allí encontramos (en caso que querramos aceptar la posición del autor respecto de la hipótesis del globo frances MIR como respuesta) que el investigador efectúa una consulta con un Ingeniero del CNES de apellido Ovarlez, quien se hallaba en esos momentos de visita en el Centro de Investigaciones y Desarrollos Espaciales Mendoza y que le manifestó que "sin lugar a dudas, estando en los tramos finales de su vuelo, el globo comienza a separar sus partes o bloques de telgopor aluminizados, y que tienen distintos usos, dichas partes en ciertas misiones pueden recuperarse y están repartidas en lo que comúnmente se llama tren de vuelo".

No obstante que resulta plausible y razonable dicha explicación, nobleza obliga, debo mencionar lo siguiente: en las imágenes no se aprecia el tren de instrumentos a que hace mención el ingeniero Ovarlez, por lo cual infiero que dificilmente podrían dichos desprendimientos, provenir de la cobertura utilizada para proteger el material científico de las bajas temperaturas estratosféricas. Ademas, imagino que para que dichos desprendimientos fueran apreciables a simple vista los mismos deberían ser de un tamaño bastante grande que, insisto, el supuesto globo -si de ello se tratare todo el caso- ya no portaba (volveré mas extensamente sobre esto en otro capítulo).

Mas adelante, la crónica de Cuarta Dimensión señala que coincidiendo con la dirección seguida por ese segundo OVNI que mencionan haber visualizado desde Junín, existen testimonios provenientes de la zona sur de la provincia de Santa Fe, sobre el paso de un objeto no identificado, divisado por varios testigos que participaban de una competencia ciclística y reportado por el Sr. Paulo Herrero del Centro Ovnilógico de Huinca Renancó. La referencia es aislada e inconexa, no detalla las características del objeto divisado, su dirección, y ni siquiera nos permite saber si los testigos no se están refiriendo al paso del objeto principal, algo similar a lo que ocurre con otro testimonio, esta vez de dos miembros de ONIFE ubicados en la ciudad bonaerense de Bragado que afirman sin más detalles haber avistado dos Ovnis ese día. Realmente se trata de información muy pobre como para extraer de ella una conclusión tan terminante como es el transformar un simple objeto luminoso no identificado en una "nave nodriza".

¿Un OVNI gemelo?

El investigador Luis Burgos, por lejos el más activo y ferviente defensor del caso como la mejor foto OVNI del mundo, también tiene para aportar lo suyo en este polémico punto: la aparente existencia de un segundo objeto, de similares características tanto morfológicas como de comportamiento, que se habría ubicado sobre la costa de la vecina República Oriental del Uruguay, al menos así se desprende de testimonios de testigos de ese día citados genéricamente por Burgos en mas de una ocasión.

No se agregan mayores detalles salvo la mención que hace en un artículo que fuera publicado en el suplemento "Crónica del fenómeno OVNI" N° 39 respecto de que dicho objeto genmelo fué visible también al otro día (18 de setiembre) desde la costa de Atalaya, en la provincia de Buenos Aires.

No obstante la falta de mayores datos o fotografías de este supuesto Ovni "gemelo", existe un detalle importante en otro de los testimonios de Cuarta Dimensión que puede ayudarnos a comprender el confuso origen de tal afirmación. Según textuales palabras presentes en la ya mencionada investigación de ONIFE: "...Un calificado observador, Carlos Barcia desde Remedios de Escalada (ciudad del Gran Buenos Aires), comienza su observación desde las 5.45 horas del 17.09.1985. Con telescopio de 150 x 1500 refractor. El es quien, quizá primero señala: simultáneamente, otro objeto de las mismas características estaba "sobre Uruguay" y se mantuvo inclusive más de las 11 horas, cuando el VED "principal" desapareció..."

Si bien el texto no deja lugar a ambiguedad alguna, al referir que el segundo objeto fue visto "simultáneamente" con el primero, existe un detalle que bien pudiera darnos un indicio: la hora en que Barcia afirma haber comenzado su observación ese día. Si efectuamos el trazado de la ruta que esbozamos antes sobre un mapa del Río de la Plata, pero proyectamos la línea hacia el este, veremos que es muy probable que a la hora señalada por el testigo era el objeto principal el que se hallaba sobre territorio Uruguayo y no un segundo OVNI, pues el mismo en su recorrido estaba ingresando a esa hora desde el Este, y probablemente aún no había entrado al espacio aéreo argentino. Si como estamos comprobando, existió un desmedido afán por demostrar el origen "extraterrestre" del OVNI, no es de extrañar que la palabra "simultáneamente" en el párrafo anterior halla sido en el mejor de los casos un "desliz" involuntario, o un rapto de apasionamiento literario, pues de otra forma no se podría explicar la total ausencia de descripciones detalladas, seguimientos, o incluso fotografías de ese segundo OVNI gemelo. Sumado a esto, en el país vecino el caso tuvo poca o casi ninguna repercusión, siendo que si hubiera existido simultáneamente un segundo objeto ubicado sobre dicho territorio, se habrían registrado -por lógica consecuencia- también testimonios de avistajes en la margen derecha del Río de la Plata.

En definitiva, tanto en lo relativo a la supuesta expulsión de naves exploratorias como a la existencia de un segundo OVNI, no existen evidencias para poder considerar viables dichas hipótesis.

Hemos visto hasta aquí, los débiles argumentos que algunos investigadores utilizan para sostener la calificación de OVNI para los sucesos de 1985. Sin embargo, no son los únicos. El gran impacto público del avistamiento también tuvo su eco en un sector muy proclive a la fantasía como lo es el de los "contactados" quienes, como veremos a continuación, le dieron su particular interpretación al asunto.