ANITA finaliza también su vuelo - 22/01/2009

Williams Field, Antartida.- Luego de un tiempo total de vuelo de 30 dias, 15 horas, y 58 minutos, la segunda misión correspondiente a la campaña de lanzamiento de globos estratosféricos de la NASA que se desarrolla en el continente blanco, ha finalizado hace dos días, el 20 de Enero.

El balón de 39 millones de pies cubicos al que nos referimos transportaba un experimento desarrollado por la Universidad de Hawaii llamado ANITA (Antarctic Impulse Transient Antenna). Dicho instrumento tiene por objetivo detectar neutinos de rayos cósmicos de ultra-alta energía a través de la interacción de éstos con particulas presentes en la atmósfera y que producen el llamado Efecto Askaryan. Este efecto predice la producció de una emisión coherente de señales de radio a partir de la cascada de particulas producidas por el choque de los neutrinos que atraviesan nuestro planeta. La antartida es el sitio ideal para detectar dichas señales ya que las emisiones de radio antropogénicas son casi inexistentes.

La misión (nomenclada 590N por la Agencia) se inició el 21 de Diciembre desde la base de vuelos de larga duración de la NASA localizada en el aeropuerto Williams Field , cerca de la base McMurdo. A la izquierda se puede apreciar el mapa del recorrido efectuado por ANITA (Click para ampliar).

Tal y como ocurrió la ultima semana con la misión CREAM IV, los procedimientos de terminación del vuelo fueron llevados a cabo utilizando el sistema satelital TDRSS bajo supervisión directa del Centro de Control de Operaciones del programa de globos de la NASA sito en Palestine, Texas. La carga util aterrizó a 122 millas nauticas al SO del Domo Siple a las 13:15 UTC y de acuerdo con la telemetría recibida al tomar tierra se ladeó, aunque en función de que aun se siguen recibiendo señales de la gondola por medio del sistema Iridium se estima que la misma se encuentra en buenas condiciones. Aun no se han delineado los planes para su recuperación.

Fin para el cuarto periplo antartico de CREAM - 13/1/2009

Williams Field, Antartida.- El primero de los balones lanzados en Diciembre pasado durante la actual campaña Antartica de globos estratosfericos de la NASA, ha sido tambien el primero en finalizar su viaje el 7 de enero último. El aeróstato transportaba un experimento cientifico denominado CREAM (Cosmic Ray Energetics And Mass) desarrollado por la Universidad de Maryland y la Wallops Flight Facility de la NASA. El instrumento que fue construido con el objetivo de estudiar los rayos cosmicos explorando el limite de la aceleración de la supernova que los originó, y el gas de protones, electrones y particulas pesadas que arriban a la tierra desde fuera del sistema solar se encontraba realizando su cuarta misión polar.

CREAM IV mission logoComo mencionamos en anteriores actualizaciones en este mismo sitio, el balon fue lanzado el 19 de Diciembre de 2008 desde la base de vuelos de larga duración que la agencia instala cada año en el aeropuerto Williams Field , cerca de la base McMurdo. Luego de permanecer en vuelo cerca de tres semanas volando a una altitud mas o menos constante de 120.000 pies, apenas despues de completar su segunda circunvalación completa al continente blanco, y mientras este volaba sobre tierra firme, se tomó la decisión de concluir allí la misión.

El procedimiento de terminación se realizó enviando la señal de separación de la carga util por medio del sistema de retransmisión satelital TDRSS a las 10:27 UTC. La gondola tomo tierra a unas 560 millas nauticas al N-NO de McMurdo y de acuerdo con las fuentes de la NASA consultadas los datos telemetricos recibidos en los instantes posteriores al aterrizaje hacen suponer que la misma aterrizó en forma vertical y con daños menores. Asimismo se pudo saber que la fase critica de separacion del paracaidas (una vez que el conjunto toma tierra) fue realizada con exito por el sistema SAPR (Semi-Automatic Parachute Release). El tiempo total de vuelo para la misión fue de 19 dias, 13 horas, y 13 minutos.

En cuanto a las tareas de recuperación, a pesar de que los planes iniciales contemplaban una primera mision de rescate de CREAM utilizando un DC-3 Bassler el 10 de enero, hasta el momento dicha misión no ha podido llevarse a cabo debido en parte a las malas condiciones climaticas y en parte a que este tipo de misiones son consideradas secundarias respecto de misiones mas importantes de rescate o recuperacion de personal trabajando en bases aisladas. El proximo intento esta programado para el 14 de enero. Este primer viaje buscará recuperar elementos fundamentales del experimento como son los discos de datos, el sistema UTP (Universal Terminate Package), el sistema de comandos CDM (Command Data Module), y la antena de alta ganancia.


Mas información sobre el proyecto:

::http://cosmicray.umd.edu/cream/ Sitio web de CREAM en la Universidad de Maryland



Misión en globo efectúa importante descubrimiento - 7/1/2009

El ultimo némero de la revista científica NATURE publicada el 20 de Noviembre de 2008 contiene un largo articulo en el cual un equipo internacional de investigadores ofrece evidencia del descubrimiento de un enigmático exceso de electrones que bombardean la Tierra desde el espacio.

El hallazgo es producto de tres vuelos de larga duración en el continente Antáartico de ATIC (Advanced Thin Ionization Calorimeter) un instrumento que como su nombre lo indica su componente principal es un calorímetro de ionización construido con el objetivo de medir los protones de rayos cósmicos en el espectro del Helio.

ATIC launch circa 2002"Este es un gran descubrimiento", dice John Wefel, de la Universidad Estatal de Louisiana. "Es la primera vez que vemos una fuente discreta de rayos cósmicos acelerados que se destacan sobre el fondo galáctico".

El equipo esperaba que ATIC llevara la cuenta de la mezcla usual de partículas, principalmente de protones e iones, pero el calorímetro descubrió algo extra: abundancia de electrones de alta energía.

Wefel compara esto con conducir por una carretera entre autos familiares, furgonetas y camiones, cuando de repente una gran cantidad de Ferraris irrumpieran en el tránsito normal. "Uno no espera ver tantos automóviles de carrera en el camino, o tantos electrones de alta energía en la mezcla de rayos cósmicos".Durante las cinco semanas de observaciones totalizadas durante las dos primera misiones de ATIC el instrumento contó 70 electrones en exceso (entendiendo dicho termino como algo por encima de la cantidad usual esperada del fondo galáctico) en el rango de energía de 300-800 GeV. Setenta electrones puede no sonar como una gran cantidad pero, al igual que setenta Ferraris en la autopista, es un exceso significativo.

"La fuente de estos electrones ultra-rapidos debe de estar relativamente cerca del sistema solar a no más de un kiloparsec de distancia", dice Jim Adams, del Centro Marshall para Vuelos Espaciales de la NASA, que también for parte del proyecto. ¿Por qué debe de estar cerca la fuente? Adams explica: "Los electrones de alta energía pierden energía rápidamente conforme vuelan a través de la galaxia. Para cuando un electrón ha viajado un kiloparsec completo, ya no es de tan 'alta energía'.

Esto significa que los electrones de alta energía son locales. Algunos miembros del equipo de investigación creen que la fuente podría estar a menos de unos cientos de parsecs de distancia.

ATIC launch circa 2005" "Lamentablemente", dice Wefel, "no podemos ubicar la fuente en el cielo". Aunque ATIC puede medir la dirección de las partículas que ingresan, es difícil traducir esos ángulos de ingreso a coordenadas celestes precisas para localizar su origen.

Esta inexactitud da rienda suelta a la imaginación. Las posibilidades menos exóticas incluyen, por ejemplo, un pulsar cercano, un 'microcuasar' o un agujero negro de masa estelar (todos ellos son capaces de acelerar electrones a estas energías). Es posible que una fuente de este tipo merodee no muy lejos sin ser detectada. El recientemente lanzado Telescopio Espacial de Rayos Gamma Fermi, de la NASA, está apenas comenzando a examinar el cielo con suficiente sensibilidad como para revelar algunos de estos objetos.

Sin embargo, una posibilidad aún más tentadora es la materia oscura: una explicación popular sobre ella y que todavía no ha sido demostrada, es que las partículas que la forman habitan dimensiones extra de nuestra realidad tridimensional. Nosotros sentimos su presencia mediante la fuerza de gravedad, pero no las detectamos de ninguna otra manera.

¿Cómo es que esto produce rayos cósmicos en exceso? Estas partículas tienen la curiosa propiedad (entre otras) de ser sus propias antipartículas. Cuando dos de ellas colisionan, se aniquilan mutuamente, produciendo de este modo un rocío de fotones y electrones de alta energía. Sin embargo, los electrones no se pierden en dimensiones escondidas sino que se materializan en las 3 dimensiones del mundo real donde ATIC puede detectarlas como si fueran rayos cósmicos.

"Nuestros datos podrían ser explicados por la presencia de una nube o grumo de materia oscura en los alrededores del sistema solar" dice Wefel. "En particular, existe una hipotética partícula con una masa cercana a los 620 GeV que, al ser aniquilada, debería producir electrones con el mismo espectro de las energías que observamos". Es cuestión de tener paciencia y aguardar los datos que el Telescopio Espacial Fermi pueda aportar.

"Sea lo que sea", dice Adams, "va a ser increíble".

Para saber mas sobre los vuelos de ATIC que posibilitaron este descubrimiento pueden leer los reportes de vuelo que hemos preparado en Stratocat los que incluyen datos e imagenes de la primera misión en 2000 la segunda realizada en 2002 y la más reciente, llevada a cabo en 2007. La que sería la tercera misión del proyecto se lanzó en 2005 pero no llegó a buen término debido a un fallo en el globo.

Para obtener más información sobre ATIC y una copia del articulo de NATURE vayan a http://atic.phys.lsu.edu/

Entradas Recientes                                          Entradas Antiguas